Hoy más que nunca vence al miedo

«La unión hace la fuerza»: hoy, más que nunca, esta frase, tan popular, cobra sentido. Habla del vinculo entre las personas y, actualmente, a medida que avanzan los días de confinamiento, tiene un valor añadido. La incertidumbre y el miedo se vuelven protagonistas y provocan desasosiego e inquietud, se hace más difícil la convivencia tanto con lxs demás como con unx mismx.

El cuerpo se cansa de descansar. La mente se aburre por exceso de estimulación, ya sea informativa o de-formativa, según se mire. Las emociones afloran y se suceden como una montaña rusa. Y la energía, buscando una vía de escape, explosiona o implosiona dependiendo del momento.

Así qué resulta difícil, con cada nuevo día, mantenernos alineados, unidos en el interior. Y cada vez, es más fácil perder el equilibrio y el buen ánimo.

De ahí, la importancia de reconocer que está pasando en tu interior.

Cuerpo, corazón y conciencia te convierten en quién eres. Y este es un momento único para reconectar con tu naturaleza única.

Pero, ¿cómo conseguirlo?

Encuentra momentos solo tuyos y presta atención a cada parte de ti. Para empezar, puede bastar y marcar la diferencia un minuto (te sugiero cada hora) solo para ti de plena atención e intención.

Déjate sentir libremente. Es poco realista, y más en estas circunstancias, pretender estar siempre con un ánimo óptimo. Transita cada estado sin aferrarte.

Procura evitar la queja, sirve de poco y desgasta mucho. O ponte un tiempo, máximo cinco minutos. Quejarse colabora poco en cambiar nada, y mantenida lo cambia todo.

Emprende micro-acciones de repetición. Convertir acciones ordinarias en algo extraordinario ayuda a reconectar con la satisfacción.

Práctica el silencio. Desconéctate durante cinco minutos por la mañana y cinco por la noche, te servirá para aplacar el parloteo interior.

Agradece. Piensa en tres cosas cada día que te recuerden que hay de amoroso en tu vida.

Evita el salto espacio- temporal. Vive en presente el presente, aquí y ahora. Puedes practicar expresando mentalmente cada paso que das en actividades cotidianas, como cocinar, ducharte, etc. Mientras te explicas lo que haces, te mantienes en lo que haces.  

Conecta con tu niñx interior. Juega y crea sin ningún propósito, como cuando eras peque.  Te ayuda a conectar con el disfrute vital, estimula la creatividad y favorece la flexibilidad y la capacidad de adaptación.

 Y, aunque la situación es difícil, procura practicar el humor con amor. Te ayuda a relativizar las cosas, atenua la tensión y, si vives en compañía, aligerará la convivencia.

Hoy más que nunca vencer al miedo es mantener unidos cuerpo y alma para disfrutar de una #autoconvivencia #saludable.

¿Lo pruebas?

…y, si quieres, cuéntame cómo te ha ido. O, si crees que puedo ayudarte, contáctame. Durante el confinamiento, ofrezco acompañamiento sin coste.

.

.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

4 comentarios en “Hoy más que nunca vence al miedo”

  1. Hola bonica!
    Molt d’acord amb tot això.
    M’ha agradat molt.
    De fer jo ja ho practico a diari.
    Faig càrdio, ioga i meditació cada dia. Y busco moments per pensar en el moment present, aquí i ara.
    Es molt bo.
    Gràcies per ser a la meva vida.
    Abraçades i petons virruals!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies